EL MUNDO DEL TRABAJO



NACIONALIDAD

El artículo 15 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece el derecho de toda persona a una nacionalidad, y a no verse privado arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiarla.

Dependiendo de la legislación de cada país, la nacionalidad se transmite o se adquiere de formas diferentes:
Mientras que para algunos países la atribución se hace por el lugar de nacimiento ("ius soli"), por otros la nacionalidad se atribuye según la nacionalidad de los padres ("ius sanguinis").
Así pues, la nacionalidad puede venir atribuida por el solo hecho de nacer en un lugar o por el hecho de que los padres tengan una determinada nacionalidad. Además, en algunos países existe la posibilidad de conseguir la nacionalidad si se cumplen algunos requisitos (matrimonio, un periodo de tiempo de residencia legal ... ).

Son españoles de origen:

1 Los nacidos de padre o madre españoles. "Ius sanguinis": Los nacidos de padre o madre español o adoptados menores de 18 años por persona española. En este caso estas personas serán consideradas españolas independientemente del lugar en el que hayan nacido. Obviamente, en este caso, se considera que los niños tienen la nacionalidad española de origen.

2 Los nacidos en España de padres extranjeros si, al menos uno de ellos hubiera nacido también en España. Se exceptúan los hijos de funcionario diplomático o consular acreditado en España.

3 Los nacidos en España si se desconoce quiénes son los padres. A estos efectos, se presumen nacidos en territorio español a los menores de edad cuyo primer lugar de estancia conocido sea territorio español. La determinación legal de la filiación (la determinación de la filiación significa establecer quiénes son los padres de una persona) respecto del padre o madre españoles producirá automáticamente la adquisición de la nacionalidad española de origen.

4 Son también españoles de origen los menores de 18 años que sean adoptados por un españolSi el adoptado es mayor de 18 años, podrá optar por la nacionalidad española de origen en el plazo de dos años a partir de la constitución de la adopción, dado que la nacionalidad del adoptante no puede hacer cambiar la del hijo adoptado mayor de edad.
 

5 Los nacidos en España de padres extranjeros, si ambos carecieren de nacionalidad (apátridas), o si la legislación de ninguno de ellos atribuye al hijo una nacionalidad.



FORMAS DE OBTENER LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA: 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Fundación para la adopción, apadrinamiento y defensa de los animales